avantirockandroll@gmail.com

Paul Heaton – Antonio J. Cubero

Paul Heaton – Antonio J. Cubero

Antonio J Cubero, comunicador y creador del programa de radio “Las Sirenas“, da siempre una versión diferente a nuestra línea de rock y esto lo agradecemos enormemente, esta vez se adentra en el difícil mundo del Pop con Paul Heaton, Antonio J. Cubero, un referente para esta web, desgrana las mil y una vidas de este artista.

Las mil y una vida de Paul Heaton

(ya va por la cuarta)

Después de hablar de hip hop, blues/folk/cabaret…llega la hora del defenestrado…pop.

Primera vida:

Durante años se decía en la prensa musical que The Housemartins era la versión ligera de The Smiths y que sus canciones “no superarían el paso del tiempo”. Décadas después The Smiths trascendieron y The Housemartins…también.

Cada uno a su estilo, la hondura melodramática de los de Manchester frente a la ligereza, frescura y buen rollito de los de Hull… aunque sólo fuera en apariencia.

Superaron el peligro de ser uno de esos muchos grupos que salieron tras su estela, reconociendo su influencia, para dejar impronta en la memoria colectiva de toda una generación 35 años después y con apenas 5 de trayectoria y 2 discos en el mercado, aunque nos parezcan más.

El cantante y compositor de la mayoría de los temas: Paul Heaton, el reverso “normal people” del carismático y “special one” Morrisey (y mejor no nos paremos a pensar en su radicalmente diferente madurez).

El inconfundible tono agudo de su voz, cual castrati pop que le sigue haciendo sonar juvenil a sus casi 60 tacos, queda unido a clásicos ochenteros: Build, Me and the farmer o Happy hour.

A los adolescentes que no sabíamos inglés entonces nos tenía definitivamente engañados. Sus canciones escondían mucho más de lo que aparentaba, justo lo contrario de lo que nos encontramos habitualmente:

orgullosa militancia obrera, crítica social, agudeza en su mirada cotidiana envuelto en un caramelo musical con forma de balada o ritmo frenético.

Ya intuimos la que se confirmará como la marca de la casa de su autor: una poca habitual combinación de letras profundas, comprometidas y líricas, inteligentes y con humor irónico, y ligereza pop en las melodías, con un gran oído para lo musical, pegadizo, tocando muchos estilos. La cuadratura del círculo.

Todo ello apoyado en la discreción de su vida y aspecto de “vecino del barrio”, de absoluta normalidad lejos de lo estrafalario de otras estrellas del pop.

La segunda vida de Heaton transcurrió tras el nombre de The beautiful south.

Algunas novedades: sonido más sofisticado ampliando riqueza instrumental, nuevos estilos desde el amor permanente por el soul y la música negra, nuevos compañeros de viaje o incorporación de voz femenina.

Su cuarta vida empieza atisbarse aquí. Continúa engrasada su maquinaria de constructor de perfectas canciones pop: Prettiest eyes, good as gold, You keep it all in, Perfect 10, Song for whoever.

La tercera vida es la menos reconocida, en cuanto a éxito, popularidad y trayectoria: su carrera en solitario. Para ella deja sus proyectos más íntimos, temas más acústicos, experimentos con más o menos fortuna, pero sugiriendo que se siente más cómodo acompañado.

Cuarta vida: Después de catorce años retirada de la vida musical, Heaton recupera a su compi en The beautiful south, Jacqui Abbott…y nos desarman lanzando una delicia de disco a dúo: What have we become.

Variedad de géneros, con tendencia especial al pop soul, unas veces le pasa el testigo a ella en solitario, otras él, complicidad insuperable, y un disco de músicos maduros haciendo balance de la vida, el paso del tiempo, las relaciones, el amor y la sociedad.

Ahora Heaton & Abbott sacan nuevo disco, Manchester calling.

No tienen un gran hit, el Moulding of a fool o When it was ours de su primero, ni cuentan ya con el factor sorpresa, pero es un disco estupendo: rockabilly y sonidos sureños americanos,

baladas marca de la casa, the outskirts, y un puñado de buenas canciones: Fat of the land, The prison, He´s got what I had, el casi reggae New York ivy.

Con él confirman su luna de miel con el público británico, el primer número 1 de su carrera en listas UK. Porque todo lo popular no es malo, rompiendo el estúpido axioma de la pedantería.

Murió Franco…Battiato, larga vida a la buena música popular y a Paul Heaton, sentado en el trono de protagonista de su verdadera única vida: la de “El último rey del pop”.

(Antonio J. Cubero)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *